Conoce los beneficios de un tratamiento post operatorio

drenaje-linfatico-postquirurgico-ultrasonido-ultracavitacion-22212-MLA20226326772_012015-F¿Sabías que después de una intervención plástica es de gran importancia el ultrasonido y un buen drenaje linfático?, si esto no era de tu conocimiento, no te preocupes, porque aquí te ayudaremos a entender porqué ambos procedimientos son tan relevantes para tu salud.

Te preguntarás qué es el ultrasonido, pues bien, te contamos que son ondas emitidas en distintas frecuencias, (oscilan entre 20 a 20.000 Hz) y claramente no son perceptibles al oído humano. Éstas se transforman en calor dilatando las glándulas sudoríparas y los folículos pilosos, lo que lleva al aumento del torrente sanguíneo en la zona aplicada.

El ultrasonido es usado para aliviar un sinfín de enfermedades y problemas, de hecho es una excelente combinación con el drenaje linfático, ya que lo ayuda de manera efectiva a drenar de forma más rápida. Además, puede ser aplicado como analgésico y sirve hasta para realizar relajación muscular.

Cuando se habla de ultrasonido se deben diferenciar dos tipos; el primero de denomina focalizado, ya que se aplica en una zona en particular del cuerpo. En este caso se logra pasar hasta el tejido adiposo rompiendo su estructura, pero sin dañar los tejidos que en encuentran cerca; el segundo es el no focalizado, que se ocupa en superficies más extensas y se caracteriza porque sus vibraciones son de menor intensidad.

Beneficios:

  • Aumento de permeabilidad en las células.

  • Micro masaje.

  • Libera toxinas.

  • Aumenta el metabolismo.

  • Favorece a la cicatrización.

  • Ayuda a regenerar tejidos.

  • Trata la celulitis.

  • Antiinflamatorio.

  • Tonifica la piel.

  • Edemas.

  • Várices.

Si bien este tratamiento, al igual que el drenaje linfático, es indoloro, no puede ser usado en personas que tienen problemas cardiacos, hipersensibilidad o cáncer. Tampoco puede ser aplicado en el abdomen de una mujer embarazada o en inflamaciones agudas.

¿Y cómo ayuda el drenaje linfático?

El drenaje linfático es una técnica de masoterapia, que a través de masajes ayuda al funcionamiento del sistema linfático, siendo efectivo para eliminar líquidos y desechos de nuestro organismo que han sido creados por el mal funcionamiento del corazón, hígado o riñones.

No se debe confundir los masajes reductivos con el drenaje linfático, ya que no son lo mismo. Tienes que tener en cuenta que éste jamás te dejará moretones y que bajo ninguna circunstancia debe causar dolor.

El éxito de este procedimiento se debe principalmente a que éste drena las proteínas de los edemas linfáticos, que irónicamente no pueden ser retirados mediante la tecnología. El drenaje sirve tanto en el área estética (bajar de peso), como para aliviar dolores tras alguna cirugía.

El tratamiento se realiza a base de dos movimientos fundamentales; el primero de ellos es el vaciamiento, que tiene como objetivo sacar la linfa de zonas enfermas hacia colectores sanos; mientras que el segundo es el de reabsorción, que ayuda a meter la linfa en los vasos linfáticos.

Ahora, antes de realizar este tratamiento es importante que consulte a un kinesiólogo, ya que en caso de tener cáncer no tratado, trombosis, varices con relieve o crisis asmáticas entre otras enfermedades no podrás realizar el tratamiento.

El drenaje linfático puede hacerse en piernas, muslos, glúteos, brazos y abdomen, la sesión dura entre 30 a 45 minutos y sirve en los siguientes casos:

  • Acné:

Este problema no sólo se puede tratar con cremas, de hecho el efecto limpiador que genera este tratamiento hará que sin duda tu piel mejore y disminuya el acné de manera significativa.

  • Celulitis:

Si crees ser la única que tiene celulitis en su cuerpo estás equivocada, el 90% de las mujeres padecen este problema. Debes saber que la acumulación de grasa produce un grado de edematización produciendo muchas veces dolor, por lo que el tratamiento te ayudará tanto el área de salud, como en el estético.

  • Edemas en el embarazo:

Se producen por lo cambios hormonales. Además, el drenaje ayudará a disminuir el dolor de piernas cansadas e hinchazón que se dan por lo general a partir del sexto mes de embarazo.

  • Pre o post quirúrgicos:

Ante cualquier tipo de “invasión corporal”, el organismo responde con inflamación y dolor, en este caso, el drenaje ayuda a disminuir los síntomas y a generar una recuperación más rápida.

  • Várices:

Esto pasa porque existen alteraciones en el retorno venoso, lo que provoca sensación de cansancio y dolor en las piernas.

Por último, te aconsejamos que antes de realizar cualquier tipo de tratamiento debes conocer tanto el lugar en dónde lo realizarás como los profesionales que te atenderán. Si bien el drenaje linfático y el ultrasonido no son procedimientos invasivos y se caracterizan por ser indoloros, se debe estar segura de la calidad con la que cuenta el sitio, para evitar así cualquier tipo de problema.

Tags: ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario